PESO INICIAL (22/03/10): 116 KG

PESO ACTUAL (19/02/11): 55,6 KG

A 48 horas...

Ya estoy en capilla, como quien dice y la verdad es que ya empiezan a aflorar los nervios.

El viernes, como ya os dije, fui a hacerme las "Pruebas Cruzadas", que no es otra cosa que una extracción de sangre para ver tu grupo sanguíneo y tu RH, por si te tienen que transfundir sangre. Me dieron un documento y una pulserita para entregarla al personal que me atendiera el día del ingreso. La pulserita me la pondrán una vez que ingrese y no me la quitarán hasta que me den el alta.

Hoy he estado ultimando cosas en casa. Limpiando "a fondo", haciendo la compra para dejar comida a mi marido, poniendo lavadoras... Sé que cuando vuelva va a estar todo manga por hombro otra vez porque Luis no es que sea muy dado a hacer labores del hogar, pero me quedo más tranquila si todo está en orden cuando me vaya.

También he hecho una lista con las cosas que tengo que meter en la maleta para mis niños, ya que se van a quedar con mi suegra, al menos Claudia. En principio el plan es el siguiente: mi madre se quedará principalmente conmigo en el hospital, Luis se quedará con Pablo en casa y Claudia se quedará con mi suegra. Algunos días se quedará Luis conmigo y los niños con mi madre para que ella también pueda descansar en su casa, pero todo se irá viendo. Me preocupa bastante tener a todo el mundo "a retortero" por mi culpa, pero bueno, pensemos que será poco tiempo.

Lo que llevo realmente mal es el hecho de saber que voy a estar "tanto" tiempo sin ver a mis niños. Lo máximo que he estado sin verlos ha sido un día y medio y cada vez que me imagino el momento de tener que despedirme de ellos se me llenan los ojos de lágrimas. Sé que van a estar bien y que probablemente no me echen de menos porque son muy pequeños, pero no puedo evitar pensar en que se pongan malitos, que pregunten por mi, que Claudia extrañe en casa de mi suegra... En fin, cosas de madres paranoicas...

También me estoy imaginando ya el momento en el que tenga que entrar en quirófano y me está pasando lo que no creí que me pasaría, y es que me estoy poniendo nerviosa. Más que nada porque entraré estando perfectamente y saldré hecha una piltrafa, tendré que estar varios días en un hospital compartiendo habitación con alguien a quien no conoceré de nada... Y lo más importante: cambiaré de estilo de vida radicalmente, al menos en cuanto a alimentación se refiere. No sólo porque tenga que estar a dieta estrictisima se podría decir que de por vida (dentro de lo que cabe, he estado muchísimos años a dieta), sino porque tengo que asumir que quizás haya alimentos que igual nunca más podre tomar porque no los tolere, que probablemente se me empiece a caer el pelo, que tenga problemas de "tránsito"... En definitiva, los efectos secundarios que ya conocemos a consecuencia de someterse a una operación de este tipo. Pero intento relajarme pensando en que por fin empezaré a perder peso de forma definitiva, que tendré una vida "normal", que mejorará mi diabetes... Y eso me anima muchísimo.

Mañana tengo que preparar mi canastilla, asi que ya os pondré lo que he incluido en ella. Por la mañana quiero pasar el mayor tiempo posible con mis peques, después iremos a comer a casa de mi suegra para dejarlos alli, Luis y yo volveremos a casa para preparar mis cosas y nos iremos para el hospital sobre las 19.30h para estar allí a las 20h. Mi madre me estará esperando allí porque mañana le toca trabajar, iremos a la habitación que me corresponda, estaré un ratito con ellos y después se irán, Luis a recoger a Pablete para dormir aqui en casa con él y mi madre para su casa. Les dije que mañana sería una tontería que nadie se quedara conmigo por la noche porque yo estaré perfectamente y no será necesario que nadie me acompañe. Así ellos descansan ese día bien, que al día siguiente empieza lo bueno...

Lo dicho, mañana os contaré como llevo "los nervios", os diré cuánto peso (qué miedo...), anotaré mis medidas, me haré alguna foto y os diré que he incluido en mi canastilla.

Hasta mañana!!!

3 comentarios:

Ani dijo...

Seguro que todo sale bien y en menos de lo que canta un gallo estarás de vuelta con tus niños. :D

Besos

Kalila dijo...

Normal que estés nerviosa, más que por la operación, por todas las cosas que van a cambiar en tu vida. Disfruta de estos últimos momentos con tu yo actual porque, en cuanto termine la operación, vas a renacer, y no te arrepentirás de esta decisión, aunque ahora antes "atacada". Muchísimo ánimo, espero que en cuanto puedas, nos cuentes qué tal la experiencia. 1beso

Nenúfar dijo...

Venga mujer si todo va a salir bien!!!

Besotes.

Publicar un comentario

He creado este blog, básicamente, para contar mi experiencia. El 22-03-10 me hicieron un Cruce Duodenal con gastrectomía y quiero dejar constancia de mi evolución para mi satisfacción personal e informar a todos aquellos que vayan a pasar por lo mismo.
 
Copyright 2009 Cruce Duodenal con Gastrectomía: Mi Experiencia All rights reserved.
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress Theme by EZwpthemes