PESO INICIAL (22/03/10): 116 KG

PESO ACTUAL (19/02/11): 55,6 KG

27 de Marzo

Hoy he dormido como un bebé. Al final ayer por la noche dieron de alta a una de las abuelas (que esta daba menos ruido, pero bueno, estaba ahi...) y a la otra abuela la han trasladado de habitación porque el médico de ella quería tener a sus pacientes juntos o no se que historia. El caso es que a mi me viene de perlas porque me quedo solita en la habitación, que no veas como libera.

El caso es que por el silencio que había en la habitación, mi orfidal y que llevaba tres noches durmiendo fatal, esta noche no me he despertado ni una sola vez. Me despierto a las 7.30h porque una enfermera viene a hacerme un BMTest para ver como tengo el azúcar. No está demasiado mal, asi que no me ponen insulina. Ya me quedo despierta y voy rápido al baño porque me hago pipí. Había leido en algun blog que a las chicas que se habían operado de esto se les había adelantado un poco la regla y yo no podía ser menos, me ha visitado la señora regla. ¡Qué suerte!. Si ya de por sí es un coñazo, más aun si te tienes que mover por todos sitios con un sistema de sueros que pesa un huevo y que no tienes la movilidad deseada... En fin, hay que joderse...

No sé si será por eso, pero estoy un poco deprimida hoy. Me siento un poquito triste, decaida, cansada a pesar de haber descansado e incluso me pregunto si habré hecho bien al someterme a esta operación por todo por lo que estoy teniendo que pasar. Y además tengo hambre!. Espero que cuando venga mi cirujano a verme hoy me diga que puedo empezar a dar sorbitos de agua...

Damos un paseito Luis y yo por la planta pero le pido que volvamos pronto, que me siento cansada y no me apetece andar. Me siento en una silla de la habitación y me empiezo a econtrar peor, siento un poco de dolor en la boca del estómago, me estoy mareando... "Luis, tengo fatiga!!". Me entran unas arcadas horribles. Me tengo que agarrar bien la tripa pq me duele al hacer el esfuerzo, me siento fatal. Al final vomito un poquillo, pero nada, un poquito de saliva.
Luis va rápido al mostrador de las enfermeras a avisar y a esto que entran con el cirujano... Éste me dice que qué me ha pasado, que si me encuentro mal. Le digo que no, que me levanté un poco más flojilla de lo habitual, que ayer tuve muchos gases... pero nada fuera de lo normal. Me dice que ibamos a empezar hoy con la dieta líquida, pero que al haber vomitado, lo vamos a dejar para mañana o pasado. ¡Joder! Yo que estaba deseando de cambiar ya un poco la rutina y empezar con la dieta!!. Qué mala suerte. Yo achaco las náuseas al mal día que pasé ayer con los gases y a la regla, que no las suelo tener muy agradables. Además, si es que el vómito era saliva!. En fin, que me amarga el día y se va.

Sigo estando el resto del día cansadilla y deprimidilla. Puñeteros transtornos menstruales... Me echo en la cama y me quedo frita. Me despierto y damos otra vueltecita, volvemos a la habitación... En fin, más de lo mismo. Los días empiezan a ser muyyyyy monótonos y aburridos. No tengo ni noción del tiempo. Nunca sé que hora es, porque no me puedo guiar ni por las horas de las comidas. Como por mi habitación nunca se pasan para soltar nada...

Luis me dice que se va a ir a comer fuera, pero le digo que no, que coma allí conmigo y al menos no estoy sola. Mientras que él lo hace, yo me pongo a ver revistas y ver cosillas por el ordenador.

Cuando termina de comer me entra de nuevo un sueño tremendo y nos echamos otra vez una buena siesta.

Ya solo vienen a mi habitación cuando me tienen que cambiar los sueros de antibióticos, el de nutrición, el calmante y el de insulina. Me hacen un BMT de vez en cuando y me ponen la heparina, la insulina si hace falta y me ponen el termómetro. Lo dicho: pura rutina.

Ya por la tarde-noche, viene mi madre con Pablo, que no lo veo pq mi madre espera abajo con él, se va Luis y llega ella. En la última entrada de la enfermera le pregunto si el cirujano ha dejado en el tratamiento que mañana puedo empezar la dieta líquida y me dice que va a mirarlo. Vuelve y me dice que no, que tengo que seguir con dieta absoluta y me sienta como una patada en el hígado.... Le digo a la enfermera que siento la necesidad de saborear algo, que llevo 6 días sin probar absolutamente nada, que me apetecería aunque fuera un chicle!!. Y sorpresa! Me dice que sí, que tome un chiche. Que me lo vaya tomando por trocitos y que sea sin azúcar. Asi que va corriendo mi madre a por mis chicle Trident de fresa. Oooooooh que ricooooo!!! Ha sido todo un gustazo.

A esto que veo pasar a mi cirujano por el pasillo y le digo a mi madre "mamá, que está ahí el Dr. Villa! Le preguntamos si mañana voy a poder empezar con la dieta??"

Asi que mi madre como una santa se acerca a él para pedirle que venga a la habitación. Le pregunto que qué pasará mañana y me dice que él tiene que volver mañana, que vendrá a verme y que si no he vuelto a tener nauseas ni vómitos, por fin la empezaremos. Yujuuuuu!!! No quiero hacerme ilusiones, pero ya hay un halo de esperanza.

Espero que me quede ya poquito de estar por aqui, pq ya si se está haciendo muy muy pesado.

Hasta mañana!!

1 comentarios:

anaitat dijo...

lo que te puse del nombre del blog, resulta q luego a los seguidores les sale q ha desaparecido :S asi que si acaso querias cambiarlo, avisales del nuevo nombre y ya ;)
perdona q te moleste :( un beso

Publicar un comentario

He creado este blog, básicamente, para contar mi experiencia. El 22-03-10 me hicieron un Cruce Duodenal con gastrectomía y quiero dejar constancia de mi evolución para mi satisfacción personal e informar a todos aquellos que vayan a pasar por lo mismo.
 
Copyright 2009 Cruce Duodenal con Gastrectomía: Mi Experiencia All rights reserved.
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress Theme by EZwpthemes